Basta de violencia y amenazas

Presentación de la AJB ante la Corte, Procuración, Ministerio de Trabajo y Justicia, por situaciones de violencia contra trabajadores y trabajadoras en dependencias judiciales.

Desde la implementación del nuevo sistema de presentaciones electrónicas, se ha convertido en moneda corriente la recepción de mensajes y escritos agresivos, violentos y en muchas ocasiones amenazantes.

Estos mensajes en su mayoría están dirigidos por letrados en donde ante situaciones de disconformidad por resoluciones dictadas o atrasos en los tiempos de despacho producidos por la alarmante situación de sobrecarga laboral y falta de personal que se vive en múltiples juzgados de la provincia, los envían impunemente, siendo profundamente agresivos e intimidatorios.

Compañeros y compañeras de distintos fueros de la provincia nos remitieron algunos de los mensajes en donde se los agravia, se los intima irrespetuosamente, se los subestima y se pretende dar indicaciones de como realizar el trabajo, e incluso en algunos casos hasta los amenazan de muerte:

– “(…) lleven a cabo la demolición o yo mismo con mis familiares iremos al juzgado y los vamos a reventar a tiros, hijos de remil putas, somos un poco más de 30… quieren seguir desafiando? El primero al que vamos a recagar matando es a vos, juez corrupto hijo de remil putas, efectiviza la demolición, va a ser un río de sangre esto (…)”.
– “Pido que si no pueden trabajar se excusen y se envié a otro juzgado que tenga ganas de trabajar”.
– “(…) sacar un proveído de un párrafo. No atienden llamados telefónicos, no contestan correos, el próximo paso es apersonarme en el juzgado al único efecto de gritar sin necesidad alguna pues tampoco lo van a despachar”.

Los párrafos textuales transcriptos son solo una muestra de las innumerables expresiones recibidas diariamente, por lo que desde la AJB de manera urgente se requerirá audiencia con la Suprema Corte, la Procuracion, el Colegio Público de Abogados provincial y los Ministerios de Justicia y de Trabajo a los efectos de dar urgente tratamiento a esta problemática que pone en riesgo la integridad física de cientos de trabajadores y trabajadoras judiciales de la provincia.

Share