Primera reunión del año

Movilidad, colapso de las dependencias y la privatización con cambios de funciones, fueron los temas centrales del debate.

Ayer, a través de la plataforma zoom, más de cincuenta trabajadoras y trabajadores que se desempeñan en las oficinas de Mandamientos y Notificaciones y Juzgados de Paz como Oficiales de Justicia, notificadores y administrativos, participaron de la primera reunión del año en donde se abordaron las problemáticas y necesidades del sector.

Participaron del encuentro, Oscar Yenni, Secretario Gremial de la AJB; Gastón Grisotto y Carlos Gil, miembros del equipo gremial; y los coordinadores provinciales del espacio de Mandamientos y Notificaciones, Lucas Profeta y Marcelo Degori, quien también se desempeña como Secretario de Formación y Capacitación de la AJB.

Los representantes de la AJB informaron que la Corte manifestó que ya tendría definido el aumento de la movilidad que saldría en los próximos acuerdos, aunque aún no trascendió el monto. Asimismo señalaron que en la semana del 28 al 31 de marzo se realizaría una reunión de la Comisión de Mandamientos del gremio con funcionarios de la Corte, por lo cual habría que consensuar y definir la postura a llevar teniendo en cuenta los reclamos históricos del sector.

Durante la reunión, las y los trabajadores expresaron el estado de colapso generalizado de las Oficinas de Mandamientos y Notificaciones debido a la gran cantidad de jubilaciones y la falta de nombramiento de personal, las licencias producto de la conflictividad de la tarea, la gran cantidad de zonas vacantes a cubrir, la falta de actualización de la movilidad, la demora innecesaria en el trámite de ascensos y la falta de equipamiento necesario para la digitalización (escáneres y tokens), entre otros graves problemas.

Ante semejante situación de colapso, las y los judiciales presentes resolvieron decretar el estado de alerta del sector; realizar un relevamiento de estado de situación de cada una de las Oficinas y delegaciones; llamar a asambleas y reuniones para debatir sobre medidas a adoptar; y realizar una campaña de concientización departamental y provincial de la situación actual.

Asimismo resaltaron la necesidad de sostener como ejes de los reclamos, el petitorio presentado en octubre de 2017, especialmente en lo que respecta a la solicitud de incorporar el plus por fedatario, la cobertura de todas las vacantes y el aumento automático de la movilidad.

Por último, llamaron a rechazar todo intento de privatización de las diligencias por resultar competencia indelegable del Poder Judicial y por traer aparejada la reducción de las plantas funcionales.

Share